20 diciembre 2014

Canelones de espinacas y queso feta

El último Desafío del año, y ¡vaya despedida más rica que nos ha propuesto Mabel! Después de estar pensando que nos iba a hacer rellenar un pavo o algo parecido por la fotografía de la mesa navideña que nos enseñó, nos encontramos con esta grata *al menos en mi caso* sorpresa: ¡canelones!, que de no ser por ella no hubiese sabido que eran típicos para comer el día San Esteban en Cataluña. Pensándolo bien, igual adopto esa tradición de ahora en adelante, así ya tengo excusa para repetir :P


Como el relleno era libre y ya tenía publicados los típicos con carne picada y paté, esta vez me apeteció probar una versión más verde, con espinacas y queso feta. Vaya, el mismo prácticamente que el de la spanakopita griega y que en casa tanto nos gusta. Aunque para la próxima incluiré un par de cucharadas de bechamel en el relleno, que esta vez sólo puse por encima de los canelones ya montados. Por el resto, para repetir sin duda, y más con las ganas que tenía de prepararlos. 

12 diciembre 2014

Pumpkin pancakes {tortitas de calabaza}

Con estos pancakes me he dado cuenta de que ¡todavía no había puesto nada con calabaza desde que empezó el otoño! Me parecía tan imposible que he tenido que revisar las entradas. Aiins, si es que no tengo tiempo ni de coger la cámara, ni realmente tenía intención de hacerlo con estas tortitas, que preparé para merendar, pero me gustaron tanto que pese a ser ya de noche *intento siempre evitar hacer fotografías con mala luz artificial* esta vez merecía la pena una excepción. 


En cuanto vi la receta me entró un antojo enorme, y como tienen la ventaja de que se preparan en nada... no pude resistirme. No tienen un sabor a calabaza destacable pero ésta le da una textura esponjosa y además son bastante sanas. A la hora de comerlas me gustaron con miel simplemente, pero con chocolate y nata, a modo de la tortita típica, también tienen que estar bien buenas. 

08 diciembre 2014

Banana carrot cake {bizcocho de banana y zanahoria}

Nada más ver esta receta que fusionaba la carrot cake con el también típico estadounidense banana bread, me la guardé. Ambos bizcochos me parecen deliciosos por separado, así que una mezcla de los dos también tenía que serlo. A decir verdad, sólo le ha faltado un frosting de queso cremoso, pero  ya que estamos casi en Navidad la idea era que fuese más o menos light, así que lo reservo para otra ocasión.


Me encanta los bizcochos que llevan entre sus ingredientes algún tipo de verdura, ya sea zanahoria o calabacín, que son las dos que he probado hasta el momento y que quedan igualmente buenas; además de ser más sanos, ya que no suelen llevar cantidades enoooormes de mantequilla. Así podremos coger sin remordimientos un (o quizá dos) pedacito de este bizcocho recién hecho, acompañado de un té calentito ~

05 diciembre 2014

Brioche de chocolate {con panificadora}

¡Por fin un viernes que no he tenido que levantarme *bastante* antes de que saliese el Sol para ir a ningún sitio! Aunque por la costumbre me he despertado igualmente pronto, pero he aprovechado que podía seguir con el pijama puesto todavía unas horas más para preparar este brioche de chocolate, que tenía ya en la cabeza desde que probase el panquemado con la panificadora. De hecho, es prácticamente la misma receta, añadiendo el cacao en polvo y las gotas, y violà!


Me ha encantado tanto que he tenido que subir la receta hoy mismo. A mi madre, no especialmente fan de los bollos dulces con chocolate, también le ha sorprendido lo rico y tierno que estaba. Queda esponjoso, con el punto justo de dulzor y con una miga que no es nada compacta. Cortado a rebanadas para desayunar/merendar está absolutamente delicioso. Siempre lo escribo, pero es que... ¡qué bien huele la casa cuando se hornean este tipo de dulces! 


30 noviembre 2014

Oreo cheesecake

¡Vaya locura de noviembre! No he parado apenas un día sólo entre las clases y las salidas de campo con sus correspondientes madrugones, ufff. Si hasta ha habido días que a las diez de la noche me caía de sueño, cuando rara vez me retiro antes de la una. Total que se me ha ido el mes casi sin enterarme. Eso sí, para esta tarta he tenido un ratín, ¡que sólo se cumplen 23 años una vez en la vida! Y más si esto se celebra en buena compañía, como tengo que agradecer que fuese :) 


La fotografía no le hace justicia a lo buena que estaba ni se ve lo bonito que queda al cortarla con el contraste del blanco del queso con los trozos de Oreo por el medio. Me hubiese gustado poner una fotografía del corte, pero como no quería empezarla antes ni hacer esperar después, me queda pendiente para la próxima vez... porque obviamente, esta voy a repetirla :P

28 noviembre 2014

Stuffed sweet potatoes {boniatos rellenos}

El año pasado creía que los boniatos (o batatas) sólo servían para ser hechos al horno, o como mucho para alguna receta dulce y tampoco en una especial variedad. Por eso cuando empecé a ojear blogs de cocina estadounidenses me sorprendió la cantidad de recetas saladas en las que los utilizan y la buena pinta que tenían, así que la curiosidad me pudo y probé con la forma más sencilla, tipo fries, especiados y al horno y ¡oh! ¡Estaban deliciosos!


Desde entonces los he usado en algunas recetas que por tiempo/ganas no fotografié en su momento pero en todas me ha encantado, igual que estos sencillos y ricos boniatos rellenos de carne picada, que están riquísimos, con ese contraste dulce - salado. ¡En casa nos han encantado!

20 noviembre 2014

Bolas de castañas

Este mes el Desafío ha sido cosa de las hermanas Camilni, y su propuesta ha sido... ¡dulces tradicionales fritos! ¡Uh! Cuando vi la última palabra me dio un pequeño nosequé, y ya estaba pensando en una versión alternativa al horno peeero rien de rien porque había dos condiciones: que estuviese necesariamente frito, y que no fuese típico de la comunidad autónoma en la que vivimos. 


Como dulces fritos conozco más bien pocos, y no quería que fuesen los típicos roscos o masa frita, me tocó ojear algún que otro libro, hasta que di con esta monería de bolas de castañas ¡y fritas! No me resistí. La receta es tradicional de Galicia y está sacada del mismo libro que el pastel de arroz con leche, aunque también aparece (idéntica) en Repostería de conventos y monasterios. Como todo lo frito, llevan su faena, pero quedan muy ricas. Y un día es un día. 

Blogging tips